Código para evitar descargas

martes, 15 de febrero de 2011

Faro de Cabo Hatteras

Ubicación anterior. Foto: Steven
Datos de interés

Situación: Buxton, Carolina del Norte, EUA
Latitud:    35º13' N
Longitud:  75º32' W
Entrada en Servicio. Primera torre, 1870. Restructurado 1950
Altura de la torre: 60 m.
Alcance: 20 millas


El faro de Cabo Hatteras es probablemente uno de los más conocidos de Estados Unidos. La construcción de la primera torre finalizada en 1803, fue una decisión del presidente Thomas Jefferson. La torre tiene un perfil muy particular con una base de ladillos rojos y granito y una decoración blanca y negra en espiral. Con sus 60 metros, es el faro de ladrillo más alto de Estados Unidos y tiene un haz de luz que ilumina 20 millas las aguas que bañan los Outer Banks, una barrera arenosa situada a pocas millas de la costa de Carolina del Norte. En este lugar las corrientes y los islotes constituyen una amenaza para los barcos de paso, especialmente un banco conocido como Diamond Shoals, que está considerado como el punto más peligroso de los Outer Banks.

La historia del faro comienza en 1789, cuando en el cabo Hatteras se encontró el lugar idóneo para ubicar una torres de señales; la construcción confiada a Henry Dearbon, fue finalizada en 1803. La torre medía 27 metros de altura, la linterna aproximadamente 3 metros y era iluminada por 18 lámparas alimentadas por aceite de ballena: una luz demasiado débil para ser vista a una distancia que diera seguridad a los barcos, por lo que en 1815 se instaló un sistema de lámparas Argand patentado por Winslow Lewis, pero también esta actualización se consideró insuficiente, aunque sólo en 1852 se asignaron los fondos necesarios para llevar a cabo una mejora radical.

Entonces se elevó la torre hasta los 45 metros, la linterna fue equipada con lentes de Fresnel y se construyeron los alojamientos para los fareros. El trabajo finalizó en 1854. En marzo de 1867, el Congreso de los Estados Unidos asignó los fondos necesarios para la construcción de una nueva torre próxima a la playa, un nuevo faro, de 60 metros de altura que fue finalizado en 1870 y que ha permanecido prácticamente inalterado hasta hoy.

Con el paso de los años la erosión provocada por el mar demostró ser la principal enemiga del faro, como lo demuestra el hecho de que cuando finalizó del edificio distaba unas 500 metros del mar; pero en 1920 el océano estaba ya sólo a 90 metros de la base, y en 1931, durante una tempestad, las olas llegaban incluso a alcanzarla, por lo que en 1936 se decidió construir una nueva torre metálica de 45 metros de altura a unos dos kilómetros hacia el oeste. Pero el océano es extraño y caprichoso, y en esos mismos años comenzó a retroceder; hasta que, en 1937, se encontraba de nuevo a casi 200 metros de la base de la torre.
Ubicación actual

Al finalizar al Segunda Guerra Mundial, el Servicio de Parques, que había asumido la gestión tras la creación del National Seashore Recreation Area y la Guardia Costera, proyectaron recuperar el viejo faro, ya electrificado en 1934, en sustitución de la nueva torre. Los trabajos fueron acabados en 1950, y ya restaurado y con una eficiente óptica rotatoria, el faro comenzó de nuevo su trabajo.

En 1972 fue sustituida la óptica por otra más potente, utilizada todavía en la actualidad. Pero la erosión, de nuevo, supuso un peligro. Durante los años noventa, los expertos en ingeniería de la Universidad de Carolina del Norte informaron de que el faro debería ser trasladado, y la empresa, que a muchos les parecía imposible, fue acabada el 14 de septiembre de 1999, poco antes de que el huracán Dennis barriese las costas de Carolina del Norte.

En la actualidad, el faro dista del mar unos 500 metros, como en la época de su construcción en 1870. La linterna se iluminó de nuevo el 13 de noviembre de 1999 y la torre fue abierta de nuevo al público, con una gran ceremonia, el 26 de mayo de 2000. Desde principios de abril hasta mediados de octubre puede ser visitada.

En el siguiente documental podéis ver cómo se ha hecho la "mudanza" de este faro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario