Código para evitar descargas

lunes, 17 de agosto de 2015

Faro de San Juan de Salvamento

No suelo hablar de señales marítimas que no tienen la consideración de faros y mucho menos de faros que actualmente no estén en servicio. Pero en esta ocasión creo que merece mucho la pena hacer una excepción que confirme la regla. A mi juicio, creo que es una hermosa excepción porque se trata del faro de San Juan de Salvamento, el que inspiró a Julio Verne en la que sería su publicación póstuma (Le Phare du Boute du Monde, 1905). El faro del fin del mundo.

El faro de San Juan de Salvamento se encuentra en la posición 54°44' S  63°52' W, en la Isla de Los Estados, un paraje desolador e inhóspito barrido frecuentemente por tempestades. Esta isla está situada al Sur de la República Argentina, en la provincia de Tierra de Fuego y separada de aquella, por el siempre borrascoso Estrecho de Le Maire, de 16 millas de ancho. La Isla de Los Estados tiene una superficie aproximada de unos 534 km. Tiene una longitud, de Este a Oeste, de unos 65 km. La parte más ancha (en dirección norte-Sur)  mide unos 16 Km. Aunque existen zonas que solo miden 500 m. de ancho. Está constituida, además, por una serie de islotes o islas menores, destacando la Isla Observatorio y el Archipiélago de Año nuevo.

Este faro es el  más antiguo de la República Argentina y el primero en ser edificado en latitudes australes, en el confín del mundo. Su construcción supuso un hito histórico como ayuda a la navegación de finales del siglo XIX en aquellas latitudes. Zona de confluencia del Océano Pacífico y el Atlántico en donde predominan vientos recios y fuertes corrientes que hacen que la navegación, en ocasiones, sea extremadamente peligrosa.

El objetivo, por tanto, era evitar los numerosos naufragios que se producían constantemente en las inmediaciones de la Isla de Los Estados y Cabo de Hornos. Su ubicación le confería carácter de faro de recalada, alertando de los peligros de aquella costa de la Isla de Los Estados y señalizando la entrada al puerto de San Juan de Salvamento a aquellos barcos que buscaban resguardo de los fortísimos y frecuentes temporales.

"...Hay que remarcar que la República Argentina mostró una feliz iniciativa al construir ese faro del fin del mundo, y las naciones deben estarle agradecidas. En efecto, ninguna luz iluminaba esos parajes de la Magallania, desde la entrada del estrecho de Magallanes en el cabo Vírgenes sobre el Atlántico, hasta su salida en el cabo Pilar sobre el Pacífico. El faro de la Isla de los Estados iba a hacerles favores indiscutibles a la navegación en esos parajes difíciles. Ni siquiera existe uno en el cabo de Hornos, y éste podría haber evitado muchas catástrofes, dándoles a los barcos más seguridad para embocar el estrecho de Lemaire y para precaverse de los arrecifes del cabo San Juan, o para pasar por debajo de la isla después de haber doblado la punta Several."
Julio Verne. El faro del fin del mundo. 1905.

La División Expedicionaria del Atlántico Sur al mando del Coronel Lasserre y encargada de la construcción del faro, llegó a San Juan de Salvamento el 18 de abril de 1884. En primer lugar, se construyó un muelle de piedra de 54 metros de largo por 3 de ancho y una escalera de 5 metros de altura que conducía a la parte alta de la barranca. Luego se desmalezó el camino que conduciría hasta el lugar donde se emplazaría el faro (a 55 metros sobre el nivel del mar) y por último se procedió a la construcción de éste.

Se inauguró el 25 de mayo de aquel año. La luz estaba proporcionada por 8 lámparas de petróleo y en cada ventana se instaló una lente Fresnel. Tenía una altura de apenas 6 m. y su altura del plano focal era 60 metros (ver plano del faro).

Plano del faro
Dicen que en Libro de Guardia del faro se registró, al poco tiempo de entrar en servicio, un total 102 fragatas y 80 vapores de distinto porte, lo que da cuenta del intenso tráfico marítimo de la época en aquella zona. Se cuenta, además, que cuando se producía un naufragio cercano al faro, los fareros y los marineros de la subprefectura naval, próxima a éste, salían al auxilio inmediato de los náufragos. Puedes ver una foto actual del faro.

En el año 1902, la Armada Argentina, decidió reemplazarlo debido su dudosa efectividad, tanto por su ubicación  como por su equipo lumínico. Lo reemplaza por uno nuevo (Faro Año Nuevo) en la cercana Isla Observatorio. De esta forma se abandona el faro de San Juan de Salvamento y queda, sin mantenimiento alguno,  a merced de las tempestades. Se deterioró tanto que terminó por desplomarse casi completamente. Puedes ver una foto de los restos del faro en 1971.


En el año 1998 y con apoyo del gobierno francés, se llevó a cabo parte de la reconstrucción del faro. Los últimos trabajos de recuperación se realizaron en diciembre de 2001 y corrieron a cargo de tres carpinteros jubilados y un cabo de la Armada Argentina, miembros de la Asociación de Amigos de la Isla de Los Estados. En la actualidad el edificio está considerado como monumento histórico nacional de la República Argentina.

Imagen actual del faro de San Juan de Salvamento

Por lo visto hasta ahora, estamos en disposición de deshacer un entuerto o confusión. El faro de San Juan de Salvamento, en su día y hasta que fue retirado de servicio, sí se podía considerar el faro del fin del mundo (tal y como lo había denominado Verne) puesto que era la luz situada más al Sur de todos los continentes.

Actualmente,los argentinos consideran que el faro del fin del mundo es el faro de Les Éclaireurs, en el Canal Beagle, próximo a Ushuaia. Entiendo que lo denominen así para promocionar su turismo porque llamarle faro a esa señal marítima cuyo alcance no llega a las 9 millas, es un error. Toda vez que desde 1962 ya existe una señal marítima, que sí supera las 10 millas de alcance y que está ubicada en latitudes más australes, en el confín del mundo (55º 58,47’ S). Se trata del faro de Cabo de Hornos, Chile. Y éste último sí es el actual y verdadero faro del fin del mundo. Y que me disculpen los argentinos.

Un abrazo

Luisu



No hay comentarios:

Publicar un comentario