Código para evitar descargas

lunes, 15 de diciembre de 2014

Faro de Porto Pí

Foto: amarre.com
Nº de faro: 141
Nombre del faro: Porto Pí
Nº Nacional34500
Nº InternacionalE-0318.8
Situación
Latitud: 39º 33,0' N
Longitud: 02º 37,5' E
Características luzGpD(2)B
Periodo:0,4+<3>+0,4+<10>=15
Alcance:22 mn.
Altura de la torre:38 m.
Altura plano focal:41 m.


La primera referencia escrita de un faro en Porto Pi data del año 1300 y hacer referencia a la Torre del Faro, que estaba situada dónde posteriormente se construiría el fuerte de San Carlos.

En 1353 el ruinoso estado de su linterna y torre impidió su funcionamiento. En 1369 se ordenó que se restableciera el funcionamiento del faro, encargándose la Corona de Aragón de su mantenimiento. En 1373se reparó el faro, que siguió siendo víctima, especialmente los cristales de la linterna que protegían los candiles, no sólo de los temporales, sino también del vandalismo, llegando a condenarse a la pena de horca a aquellos que rompieran los cristales por la noche.

En 1374 se dispone una Ordenanza estableciendo que el funcionamiento del faro sería desde el 29 de septiembre, día de San Miguel, al día de Pascua, restableciendo una antigua costumbre.

Está documentado que en 1454 el faro estaba iluminado por 17 lámparas.

A principios del siglo XVII, y debido a las constantes incursiones berberiscas en la ciudad, se decida la construcción de una fortaleza en el emplazamiento del faro, resultando claramente incompatibles, pues cuando se disparaban las baterías, se rompían los cristales apagándose las luces a causa del viento. Por esta razón, se planteó su traslado a otro punto, decidiéndose como más idóneo la antigua torre de Señales.

En 1607, y después de recrecer la torre de Señales, se iluminó el nuevo faro. Por aquella época el faro constaba de una armadura metálica formada por círculos de hierro colocados en diversas alturas, sobre los que descansaban unos vasos de vidrio llenos de aceite en el que flotaban las mechas, de forma similar a las lamparillas de ofrenda de las iglesias. El conjunto estaba protegido por un templete de cristal con respiraderos para dar salida al humo, favorecer la renovación del aire y mejorar la combustión.

En aquél momento, la torre de señales también se utilizaba para la vigilancia. El torrero tenía la obligación añadida de vigilar con un catalejo la llegada de los buques que se acercaban en demanda de puerto, advirtiendo con su presencia a la ciudad por medio de un sistema de señales que fue variando con el tiempo. Este servicio se implantó en 1586 y era similar al que se empleaba en la linterna de Génova.

Desde 1641 a 1691 el faro sufrió diversos desperfectos a consecuencia del mar, los rayos y los temporales que estuvieron a punto de derribarlo. Para protegerlo, se construyó un contramuelle, tapiándose con sillares las troneras del primer cuerpo. También se restituyó la cubierta de plomo que resguardaba la linterna de la intemperie, y se hizo una reparación general de paredes y balcones.

En 1807 se sustituyó la antigua instalación luminosa, con aparato óptico giratorio, y 14 luces alrededor de las que giraban tres espejos parabólicos que daban una vuelta cada cinco minutos, ocultando su luz durante minuto y medio.

Después de la de Cádiz, ésta era la segunda de esta clase que se ponía en España, abriendo el camino a un nuevo sistema para diferencia mejor los faros del resto de luces fijas que empezaban a proliferar en el alumbrado corriente de las ciudades, Además, se mejoraba el alcance efectivo del faro.

En 1833, tenía una linterna giratoria en 3’ dando 2’ de iluminación y empezó a encenderse durante todas las noches del año. El aparato inicial se retiró en 1847 porque estaba roto y en mal estado. Se puso otro idéntico hecho de hoja de lata que daba eclipses de 1’ en 1’ mientras que el antiguo se almacenaba en la torre del Real Consulado del Mar.

En 1849 se puso un aparato de reflectores metálicos formados por tres reverberos con focos respectivos en otros tantos espejos movidos por una máquina de relojería, para dar una apariencia de destellos cada dos minutos. En 1859 se sustituyó el aceite por parafina y ésta por el petróleo en 1901. En 1913 entró en servicio la linterna actual, para lo que hube que recrecer el torreón y se puso un aparato de 5º orden que daba luz fija blanca con destellos de 3’ en 3’. En 1918 se electrificó y en 1927 se le dio la apariencia actual de grupos de dos destellos blancos cada 15’’ y un alcance luminoso de 27 millas. En 1971 desaparece definitivamente el servicio de vigía.

Este faro es el único de España en mantener una óptica formada por superficies catóptricas metálicas reflectoras al antiguo uso, que giran en dos grupos alrededor de una lámpara eléctrica de 1.000 w., alcanzando una distancia de 27 millas.


Conviene destacar la instalación en sus dependencias de los restos de los antiguos aparatos de los faros y señales marítimas de Baleares, en lo que podría constituir el primer museo histórico de la nación es esta especialidad.


Luz del faro                                                              Localización

No hay comentarios:

Publicar un comentario